Rape a la marinera con gambas y almejas, una receta deliciosa y muy sabrosa

El rape es uno de esos pescados que resulta delicioso tanto en guisos, como al horno o incluso simplemente para darle un sabor especial a nuestros caldos. A pesar de esa versatilidad en sus inicios fue despreciado por los pescadores, siendo devueltos al mar cuando se pescaban.

Actualmente el rape es uno de los reyes de las pescaderías y restaurante especializados. Su llamativa forma llama la atención, pero también su precio.

Debido a la dificultad que supone su limpieza, es importante que al comprarlo pidamos al pescadero que nos lo corte para el tipo de cocinado que le vayamos a dar.

Para el rape a la marinera, tenemos que pedir unos tacos grandes y que nos reserven las espinas, ya que las usaremos para hacer un fumet que dé más sabor al plato.

Ingredientes

  • Medio kilo de rape
  • 125 gramos de gambas
  • 250 gramos de almejas
  • Una cebolla
  • Un puerro
  • Dos dientes de ajo
  • Un vaso de vino blanco
  • Pimentón
  • Harina
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración

Elaboramos un fumet o caldo de pescado, algo fundamental para que el resultado final del plato sea óptimo. Comenzamos pelando las gambas, reservando el cuerpo y añadiendo las cáscaras a una olla con aceite caliente. También añadimos las espinas del rape y dejamos que se doren durante unos minutos. Para el fumet también vamos a utilizar la parte verde del puerro y media cebolla. Es el momento de añadir el agua (hasta cubrir los ingredientes) y un manojo de perejil. Hay que dejar que hierva. Bajamos el fuego a una temperatura media y se deja cocinar durante 45 minutos.

Cuando queden unos minutos para que el fumet esté hecho, comenzamos a elaborar la receta de rape a la marinera.

Tenemos que picar fino el puerro y la media cebolla que nos sobró. Añadimos a otra cazuela ambos ingredientes y las setas, que las hemos cortado en dados de unos dos centímetros de tamaño. Además también añadimos los dos ajos laminados, una cucharada de harina y media de pimentón.

En el momento en el que la verdura esté pochada introducimos el vino blanco y dejamos reducir unos minutos sin dejar de mover. En ese momento hay que ir añadiendo poco a poco el caldo de pescado que hemos hecho. La idea es que el caldo tenga una textura cremosa. Aunque existe la posibilidad de añadir más caldo de lo normal para tener algo más similar a un guiso.

Cuando ya tengamos el caldo a nuestro gusto, añadimos los lomos limpios y cortados de rape, los cuerpos de las gambas y las almejas. Se tapa la olla y se deja cocinar durante cinco minutos a fuego lento-medio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Scroll to top